TODO SOBRE LOS PIES

BOTAS DE MONTAÑA

Las mejores botas de montaña del 2019

  Aquí encontrarás calzado específico para montaña de todo tipo. botas de montaña para hombres, para mujeres, para niños, impermeables, de marca, con gore-tex o sin él….. Además de algunos datos y curiosidades por aumentar la “culturilla ” en el tema.

BOTAS DE MONTAÑA, SUS ORÍGENES.

  • Cuando se empezó a andar por las montañas de forma deportiva, a principios del siglo pasado, las suelas que se usaban en este tipo de calzado eran lisas, de cuero duro y con clavos metálicos para mejorar la adherencia al terreno.
  •  Leopoldo Pirelli ( sí, el de los neumáticos ) y Vitale Bramani ( sí también, el de las famosas suelas Vibram ),  fueron los primeros en crear calzado para montaña, sustituyendo los clavos metálicos por tacos del mismo material que el resto de la suela, que sustituía el cuero por el caucho.

COMO ELEGIR TUS BOTAS DE MONTAÑA

  • Una bota de trekking debe ser cómoda evitando la formación de ampollas y rozaduras, tener una buena adherencia para evitar en lo posible resbalones y patinazos, sujetar bien el tobillo para evitar torceduras, ser impermeable para que no entre agua y evitar así la aparición de hongos, facilitar la transpiración para evacuar la humedad y el sudor del pie y proteger los dedos de patadas involuntarias a las piedras mediante una puntera dura.
  • A la hora de elegir qué calzado de montaña usar, lo que hay que tener claro es su finalidad por que no existe aún la bota de trekking para todo. Por ejemplo, si el uso que se le va a dar al calzado es el de caminatas largas por caminos no muy técnicos, lo recomendable será, como es lógico, un calzado flexible y ligero que se adapte bien a nuestros pies. Sin embargo, si solemos recorrer caminos más técnicos donde necesitemos realizar pequeñas escaladas por rocas o/y pasar por terrenos muy pedregosos, necesitaremos unas botas más rígidas para poder apoyar en pequeños cantos y de caña alta que asegure una buena sujeción del tobillo.
  • Para caminar por terreno embarrado, la profundidad del taqueado de la bota de trekking juega un papel importante, pues la misión de los tacos en ese tipo de suelos, es la de evacuar el barro y maximizar así el agarre. Sin embargo para terrenos rocosos prima una suela lisa que, al ofrecer mayor superficie de rozamiento, aumenta la adherencia con respecto a los tacos.

COMO LIMPIAR BOTAS DE MONTAÑA

He descubierto que al salir  a andar por el monte, mi disfrute en la excursión es directamente proporcional al estado en el que quedan mis botas de montaña al llegar a casa. Cuanto más sucio, embarrado, mojado, lleno de tierra y polvo y arañado está mi calzado, mejor me lo he pasado.

De hecho, me encanta ver una bota o una zapatilla de trekking sucia y con señales de haber sufrido una dura batalla, aunque después deba emplear tiempo en limpiarlas y lavarlas porque tampoco es cuestión de ir acumulando kilos de suciedad de una pateada a otra.

Para limpiar tu bota, no te compliques la vida. Por norma general, una bota de montaña se ensucia siempre de lo mismo, agua, barro, polvo y tierra, es decir, cosas que un paño húmedo, un cepillo y una buena sacudida pueden quitar.

Y da igual si las botas son de Gore-Tex, cuero, piel, nylon, pvc …. o de lo que sea, si las limpias con un trapo con algo de agua y un cepillo, no habrá de que preocuparse.

En caso de que no seas como yo y te guste ver tus botas limpias casi como el primer día metiéndolas en la lavadora, te aconsejo que lo hagas sin suavizante y que el detergente no sea en polvo porque, en el caso del suavizante, hay tejidos que no se llevan muy bien con los químicos y en el caso del detergente en polvo, este no se lleva bien con el gore-tex.

Para secarlos, tanto si usas la técnica del cepillo y el trapo como si lo metes en la lavadora, sécalos a la intemperie o con muy poco calor.

COMO ATAR CORRECTAMENTE LAS BOTAS

Puede que te parezca algo tonto y a lo que no sueles prestar atención (o sí) pero eso de atarse las botas, tiene su cosa.

Por lo pronto, yo personalmente no suelo atar los cordones de mi bota con una lazada de las que se usan en el calzado normal. Esto es porque los bucles u orejetas, como llaman algunos, que forma una lazada, se puede enganchar con ramas, palos y plantas que haya en el suelo y hacerte tropezar.

Por el contrario, suelo hacer un nudo plano, que aunque dicen que es menos resistente, a mi nunca se me han desatado y a la hora de quitarte las botas, se desatan con la misma facilidad que un nudo de calzado normal.

Por otra parte, hay quien se aprieta más los cordones en la zona de la caña cuando está bajando una pendiente y se los afloja si está subiendo una cuesta por que dicen que, de esta manera al subir, la lengüeta está más floja y tienes mayor libertad en el pie para la flexión del tobillo y cuando bajas, al estar más apretado, estás más protegido ante torceduras. Yo, en mi caso personal, no me veo apretando y aflojando en cada subida o bajada, así que no lo aplico, peor allá cada cual con sus cosas…

Lo que es lógico y en lo que todo montañero y entendido coincide, es en que la bota debe quedar bien atada, ajustada y que pase por todos los orificios y enganches previstos por el fabricante, ya que estos no se ponen al azar ni por cuestión de estética, si no porque es donde coinciden los puntos de tracción necesarios para un buen ajuste al pie.

  ENTRA AQUÍ Y ELIGE TU BOTA DE MONTAÑA

 

 SALOMON

                              bota de montana

CHIRUCA

BESTARD

SALEWA

¿ Quieres preguntar o decir algo ? Si es así, escribe que te leo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies